MEMOTEST

El juego de la memoria, es un juego de mesa común entre niños. Se colocan una cierta cantidad de piezas boca abajo sobre una mesa, cada jugador pone por turnos boca arriba dos piezas al azar, si las dos piezas tienen la misma figura el jugador toma esas dos piezas y podrá automáticamente repetir el turno, pero si las dos piezas tienen diferentes figuras el jugador deberá volver a colocarlas boca abajo, el próximo jugador deberá levantar nuevamente dos piezas, una vez que las piezas se acaben cada jugador deberá contar las piezas acumuladas en el desarrollo del juego.

El juego además de actividad lúdica, conlleva una forma de aprehender conocimiento y en este caso es un estimulante para el desarrollo de las actividades mnemotécnicas y simbólicas.

Este proyecto pretende servirse de estas características para visibilizar la problemática de las desapariciones forzadas en democracia (periodo 1983 a 2013), una de las tantas prácticas de violencia institucional perpetuadas desde el aparato represivo del Estado, que no podemos considerar como hechos aislados , sino mas bien, como operaciones naturalizadas dentro de las fuerzas de seguridad, tanto provinciales como nacionales.
Reproduciendose con impunidad y la tolerancia del sistema judicial, estas prácticas, en la mayoría de los casos golpean a los sectores más vulnerables de la sociedad, recordándonos los siniesteros métodos de terrorismo de Estado utilizados por la última dictadura militar.

Esta versión de Memotest está conformada por una selección de casos del archivo que me brindo la Correpi. Trate de elegir los casos que más se ajustaban a las características específicas de lo que es una desaparición forzada, además, para cada uno, busque su foto de perfil en diversos medios gráficos dado que el archivo no cuenta con material visual que lo acompañe.
Cabe mencionar, que muy pocos de estos casos están caratulados legalmente como desaparición forzada. Uno de ellos, el de Luciano Arruga, a través de la lucha de familiares y amigos lograron cambiar la carátula de la causa de una "averiguación de paradero" a "desaparición forzada generando un importante precedente tanto legal como político.

La figura legal de la Desaparición forzada en Argentina

Durante la Asamblea General de la Organización de Estados Americanos (OEA) celebrada en 1994, se aprobó el Tratado sobre Desaparición Forzada de Personas, nuestro país lo incorporó por ley 24.556 en el año 1995. Este en su ARTICULO II considera desaparición forzada como:

La privación de la libertad a una o más personas, cualquiera que fuere su forma, cometida por agentes del Estado o por personas o grupos de personas que actúen con la autorización, el apoyo o la aquiescencia del Estado, seguida de la falta de información o de la negativa a reconocer dicha privación de libertad o de informar sobre el paradero de la persona, con lo cual se impide el ejercicio de los recursos legales y de las garantías procesales pertinentes.

En diciembre de 2009, a partir de la lucha de la madre de Iván torres, la Comisión IDH envió un informe al Estado argentino, haciendo una serie de consideraciones y recomendaciones que debían ser cumplidas, entre las que se encontraba:

"Adoptar las medidas legislativas que fueren necesarias para tipificar como delito la desaparición forzada de personas en Argentina".

En Abril de 2011, la Cámara de Diputados incorporo la desaparición forzada al Código Penal.

Características

El manual "Usar el derecho contra las desapariciones forzadas. Guía práctica para familiares de personas desaparecidas y ONGs" del EDIEC (Centro de Intercambio de Información sobre Desapariciones Forzadas estipula tres características principales para reconocer la figura legal de una desaparición forzada.

Una desaparición forzada deriva de una situación en la cual:

• una persona es llevada a la fuerza,
• por personas que actúan en nombre del Estado, autoridades del Estado o personas que actúan bajo la responsabilidad del Estado (por ejemplo soldados, policías, patrullas civiles o milicias)
• que después negará u ocultará la verdad, la negación de información también incluye la negativa a ofrecer información sobre la suerte o el paradero de la persona desaparecida.

Ejemplos,

- Cuando el ejército/la policía dice que no han detenido a una persona;
- Cuando el ejército/la policía dicen que han arrestado a alguien pero se niegan a decir dónde está esa persona;
- Cuando el ejército/la policía dice que se han llevado a esa persona, pero no dicen qué le ha ocurrido.;
- Cuando el ejército/la policía no da ningún tipo de información;
- Cuando el ejército/la policía/el grupo paramilitar oculta los restos mortales de una persona o lo entierra en una fosa común sin ningún signo de identificación.

La consecuencia de la desaparición forzada para la persona desaparecida es ponerla por fuera de la protección de la ley, a la que tienen derecho todas las personas, en cualquier circunstancia.
La naturaleza específica de la desaparición forzada dificulta identificar cada caso como tal, dado que lo usual es la ausencia de información o la abundancia de pistas falsas para desviar cualquier tipo de investigación, los autores materiales usan a menudo la confusión que ellos mismos crearon.

La desaparición forzada es un delito complejo que supone la violación de múltiples derechos humanos, tiene efectos devastadores causando un sufrimiento continuo afectando tanto a la persona desaparecida como a su familia y amistades y tiene el efecto de causar miedo entre la gente que pertenece a la misma comunidad o grupo.

Algunos DDHH que vulnera:

• el derecho a no sufrir tortura o trato o pena cruel, inhumano o degradante;
• el derecho a unas condiciones humanas de reclusión;
• el derecho a una personalidad jurídica;
• el derecho a un juicio justo;
• el derecho a la vida familiar;
• cuando la persona desaparecida es asesinada, el derecho a la vida.

¿Cuándo comienza? ¿Cuándo finaliza?

El punto de inicio del crimen y violación de la desaparición forzada es el momento en el que se produce el primer elemento (la privación de libertad). La desaparición forzada finaliza en el momento en el que cesa la negativa de información sobre la suerte y el paradero de la persona desaparecida, y las circunstancias de la desaparición de aclaran. La aclaración sólo se considera suficiente cuando la persona desaparecida es encontrada o, en caso de muerte, sus restos se exhuman, identifican o se devuelven a sus familiares.

Casos que pueden ser Calificados como desapariciones forzadas

• Se pueden calificar más situaciones de las que se pueden pensar como desapariciones forzadas. Aunque no están reconocidos como tales por las víctimas.
• Casos en los que las personas aparecen vivas : Se ha informado de casos en los que, por ejemplo, activistas de la oposición son detenidos y torturados en lugares no revelados y tras un par de días son puestos en libertad. Las víctimas y sus familias a menudo consideran estos casos como casos de tortura, pero también constituyen una desaparición forzada ya que durante la privación de libertad también existía una negación de información por parte de personas relacionadas con el Estado.
• Casos en los que se sabe que se ha asesinado a personas, pero no se encuentran los cuerpos: Como en la definición se incluye la ausencia de información sobre la suerte o el paradero, un caso en el cual los familiares saben que esa persona fue detenida pero no conocen el lugar y/o las circunstancias de la detención también se considera una desaparición forzada.
• Cuando se sabe que una persona ha muerto en su detención pero no se entregan los restos mortales a su familia se trata de desapariciones forzadas.
• Casos en los que personas de otro estado causan la desaparición: La definición legal no especifica que los agentes tengan que ser del mismo Estado que el del territorio en el que se produce la privación de libertad o las negaciones.
• Casos en los que desaparecen soldados (y no civiles). La definición legal no dice nada sobre el estado de la persona que desaparece. Los soldados que sirven de forma oficial en el ejército (incluso si es un ejército rebelde) también pueden ser víctimas de una desaparición forzada.
• Operaciones de "limpieza social". Hay casos en los que la razón política por la cual desaparecen personas no es tan obvia. La definición no establece ningún requisito al que se tenga que ajustar la víctima. Por ejemplo, hay situaciones en las cuales los niños de la calle han desaparecido y constituyen desapariciones forzadas
• Tráfico de niños o mujeres. El tráfico de niños o mujeres para la prostitución, esclavitud o venta de órganos se considera normalmente un crimen común, pero también puede constituir una desaparición forzada cuando hay pruebas de la implicación del Estado.
• Detenciones secretas. Las detenciones secretas y las desapariciones forzadas son conceptos muy similares. La detención secreta hace referencia a la detención en un lugar que no está reconocido oficialmente como lugar de detención.
• La práctica de la llamada "guerra contra el terrorismo" que consiste en desplazar a los detenidos a terceros países donde se les retiene e interroga en secreto se califica de desapariciones forzadas. Argumentar en contra de esta interpretación sólo sería posible cuando una persona bajo estas circunstancias de detención tenga aún garantizada suficiente protección de la ley.
• Casos en los que nadie pide información sobre personas desaparecidas: No hay necesidad de la prueba de negación. En casos en los que no hay familiares que pidan información, o en los cuales los familiares no se arriesguen a preguntar, la pasividad a la hora de informar a los familiares es suficiente para que se alcance el umbral de ocultación de información.
• Casos en los que las personas causantes de las desapariciones fueran un grupo armado de la oposición que después tomaron el control del estado: Tan pronto como un grupo rebelde toma el poder y se convierte en la autoridad formal y oficial de un Estado, se cumple el requisito del segundo elemento. Si ese nuevo gobierno niega la privación de libertad o no ofrece información, el caso se convierte en una desaparición forzada.
• Casos en situaciones en las que no está claro quién tiene la autoridad del estado: También existen unas zonas grises al describir diferentes tipos de desapariciones. Una de ellas se produce durante un conflicto interno cuando dos o más facciones afirman ser el gobierno y la representación de la autoridad del Estado. La facción que finalmente controla el Estado se convierte en la responsable de resolver las desapariciones, incluso si se produjeron antes de que ellos llegaran al poder

Responsabilidad del estado

• Determinar su propia responsabilidad en las desapariciones forzadas;
• Reconocer sus propios crímenes y admitir abiertamente que la desaparición fue un crimen;
• Ofrecer compensaciones a las víctimas;
• No causar más desapariciones;
• Hacer imposible que se produzcan nuevas desapariciones
Recordando que El Estado tiene la responsabilidad de proteger la vida de todos en su territorio.

 

.